Tus hábitos pueden
salvar el Planeta

REDUCE TU HUELLA ECOLÓGICA

Comprueba a través de estos cuatro escenarios, en los que probablemente te muevas en tu día a día, algunos de los trucos que te proponemos para ahorrar en recursos y ayudar al que es nuestro único hogar, la Tierra.

EN CASA
EN LA CIUDAD
EN EL CAMPO
EN EL TRABAJO

Llena tu nevera con menos carne y más fruta y verdura de temporada. La producción de alimentos es responsable de buena parte de las emisiones de gases de efecto invernadero provocan el cambio climático.

Busca el sello MSC en el pescado y marisco, que certifica la procedencia y extracción sostenible y unos mares llenos de vida. La guía de pescado de WWF también puede ayudarte a elegir mejor lo que pones en el plato AQUÍ.

¡Hasta la última gota! Mientras esperas a que salga el agua caliente, recoge el agua en un cubo y reutilízala. Puedes regar con ella, ahorrarte una descarga en la cisterna del WC…

¡Menos plásticos por favor! Reutilizar las bolsas de la compra para la basura o para otra compra posterior.

Utiliza programas cortos y temperaturas por debajo de los 40º. Ahorrarás agua, energía y ayudarás a conservar en buen estado tus prendas durante más tiempo.

Procura que las sartenes y ollas sean del mismo tamaño que el fogón, así desperdiciamos menos energía.

Enchúfate a las renovables. Elige una compañía eléctrica que sólo comercialice energía proveniente de energías limpias.

Si te has decidido a renovar alguno de tus electrodomésticos, apuesta por los de bajo consumo. Encuéntralos con la etiqueta A+, A++ y A+++.

¡Di no al stand by! Procura mantener apagados los aparatos electrónicos que no estés utilizando. Aunque estén apagados consumen energía.
Desenchufa los cargadores si no hay tienes ningún aparato conectado. Gastan energía aunque no haya ningún dispositivo cargando.

Muévete sin malos humos!: usa transporte público, camina o usa la bicicleta.

Pasamos mucho tiempo en el trabajo…así que en tu lugar de trabajo, igual que en casa, apaga y desenchufa, ajusta la temperatura, no malgastes el papel.

¡Llena tu cole de biodiversidad! Haced un huerto escolar y poned comederos para aves.

¡La comida no se tira! Genera menos residuos, tira poco, sobre todo si es comida. Los hogares europeos tiramos el 30% de los alimentos.

¡Di NO al plástico! Siempre que puedas, evita comprar productos envasados.

Busca ropa producida con algodón orgánico.

Compra productos de proximidad. Reducen la huella ecológica al no recorrer largas distancias hasta llegar a la tienda, además colaboras con la agricultura y ganadería local.

Promover la instalación de tecnología de eficiencia energética y energías renovables en edificios públicos, hoteles y otros negocios.

Por unas ciudades menos grises y más verdes, pensadas para las personas y no para los coches.

No arranques plantas ni flores. Algunas están protegidas…y te puede multar…Otras no lo están, pero ¿donde mejor van a estar que en el campo?

Observa pero no interfieras. No molestes a los animales, no toques los nidos de las aves, no grites …

Di no a los plaguicidas. Dañan a los animales y al suelo.

No arrojes basuras. Llévate todo lo que traigas. Si ves basura y puedes hacerlo, recógela.

Llama al 062 (SEPRONA) si ves cualquier atentado con los recursos naturales.

Cuándo vayas a pasear, siempre utiliza las sendas y caminos marcados para ello. Llévate unos prismáticos, una lupa y un cuaderno para apuntar lo que ves.

Si llevas perro, mejor que vaya atado (o asegúrate de no moleste al ganado).

No hagas fuego: la temporada de incendios ya es casi todo el año.

Si vas de excursión, infórmate sobre la fauna y flora protegida, disfrútala y sobre todo respétala.

Siempre que puedas, usa el transporte público para ir a la oficina.
Si no tienes más remedio que usar el coche comparte tus viajes.
Cuando elijas un modelo de coche escoge uno eléctrico, híbrido o si utiliza combustible que emita menos de 120gr/km.

Imprime solo el papel necesario y si puedes úsalo reciclado y por las dos caras

Ajusta el brillo de tu pantalla a un nivel medio. Apagar todos los equipos cuando te vayas a casa, cuidando de que no quede ninguno en stand-by, sobre todo antes del fin de semana y de ausencias largas (viajes, vacaciones, etc.).
Acuérdate de apagar las regletas!

Apaga la luz de las estancias vacías y no dejar puertas o ventanas abiertas cuando esté encendida la calefacción o el aire acondicionado.

Evita los envases desechables para tomar café y utiliza vasos de vidrio o tazas de loza.

Utilizar preferiblemente jarras de agua del grifo en lugar de agua embotellada.

Trata los envases de forma adecuada: Recicla y evita los productos empaquetados y los retractilados de plástico

Solicita la instalación de dispositivos de ahorro de agua en los grifos y utilizar el mecanismo de doble descarga en las cisternas